El gomeru

Lanzadera anarquista de Asturias

[opinión] Los asturianistas se olvidan del concejo abierto

Gerardo Fernández Patalloap01_big-600x412

 

El concejo abierto era la asamblea general de los vecinos de un núcleo,parroquia o territorio más amplio. Es una versión degenerada del concilium medieval. En Asturias el concilium era una asamblea de todos los habitantes de un territorio sin distinción de sexo,edad o condición social. Luego, participarían sólo los cabezas de familia con voz y voto y la viudas en su caso, por lo que se hace sexista. Sin embargo, sería inicialmente una forma de democracia directa, asamblearia. Este tipo de estructura político-administrativa  tendría poder legislativo, ejecutivo y  judicial. Esto supone una soberanía plena en su ámbito territorial aunque alguna limitación tendría por parte de la corona y seguramente por miembros de la nobleza feudal.

Con el paso del tiempo y la influencia creciente del Estado, esta forma de autogobierno asambleario que no requiere intermediarios políticos va a sufrir una profunda erosión, aunque no llega a desaparecer. Incluso en la actualidad todavía hay concejos abiertos en muchas aldeas asturianas que en algunas zonas se llaman xuntas. Hoy, la figura del concejo abierto se encuentra sometida al ordenamiento de la Constitución y de la Ley de Régimen Local por supuesto desnaturalizada por las normas antiasamblearias que caracterizan a la dictadura parlamentaria vigente en nuestro territorio.

Desde el ámbito nacionalista asturiano se ha hecho y se hace un gran esfuerzo por la defensa de la cultura asturiana  en general, sobre todo la lengua. Sin embargo, nada se ha hecho por el concejo abierto, aunque sea un elemento característico de esa cultura. Permanece en el olvido porque las organizaciones que apoyan la cultura asturiana son estatalistas y nada partidarias de sistemas de democracia directa. Están integradas en la dictadura parlamentaria, persiguen obtener votos en las elecciones y subvenciones para su funcionamiento. Eso sí no dudan en pedir el apoyo a la promoción y defensa de la lengua a organizaciones antiestatalistas y en hacer reproches a las mismas si no reciben el suficiente apoyo que nunca será bastante pero que, en cualquier caso, ha sido bastante mayor que el que ellas aportan a la defensa de elementos de la cultura asturiana como el concejo abierto.

Por otra parte, es cierto que utilizan el término concejo abierto. No se trata de desconocimiento de la historia. Desgraciadamente lo emplean para denominar a organizaciones  de una naturaleza bien diferente como es el caso del Conceyu Abiertu pola Oficialidá, una especie de coordinadora o plataforma de asociaciones, partidos, sindicatos y particulares con el objetivo de lograr la oficialidad del asturiano que no se caracterizan por el carácter antijerárquico propio del concejo abierto.

El principal objetivo del anarquismo es acabar con el Estado y la implantación de un tipo de organización muy semejante a la de los concejos abiertos en su versión original. Una vez realizado ese objetivo, esos mismos concejos abiertos o asambleas decidirán sobre los asuntos públicos entre ellos el de la lengua.

 

 

 

 

Anuncios

Navegación en la entrada única

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: