El gomeru

Lanzadera anarquista de Asturias

[Editorial] Se va Villa, el hombre que domesticó a los mineros

7N0A7932

Fernández Villa recibiendo medallas por sus “servicios” al Estado y al Capital

José Ángel Fernández Villa ha anunciado que se va de la poltrona del SOMA después 35 años. Podía haber aguantado cinco más para haber tenido un mandato como Franco, con el que tiene numerosas similitudes.  Se hace necesario recordar el legado de este sindicalista, aunque solo sea para contrarrestar la coba dada desde los medios de comunicación al servicio del Poder. Su principal “mérito” ha sido el de domesticar a los bravos mineros asturianos y dejarlos inermes y aburguesados. La Cosa Nostra del SOMA, que en estas tres últimas décadas más que un sindicato ha sido un lobby para influir en el poder económico y político, ha dejado el terreno abonado al Estado y al Capital para desmantelar la minería y la industria en Asturias y León.

No es casual que Villa se vaya ahora, justo en el peor momento, cuando la minería está sentenciada y los sindicatos del sistema se han convertido en cómplices necesarios para dejar sin capacidad de lucha, tan necesaria ahora, a los trabajadores asturianos. Pero la culpa no es sólo de los plutócratas sindicales capitaneados por Villa sino también de los propios mineros que se han dejado engañar durante años con prejubilaciones, carguinos, puestinos de trabajo para la familia, etc. Villa ha conseguido desclasar a los mineros, hacerles perder su conciencia revolucionaria. Les ha convertido en burgueses con buenos sueldos, cochazos y un tren de vida estupendo. A cambio, en este perverso pacto, los mineros se han quedado sin armas para luchar. Y las van a necesitar ahora más que nunca.

Lo que ha conseguido Villa se puede ver estos días en las ¿manifestaciones? de los los prejubilados de Hunosa. De aquellas luchas mineras que acojonaban la población y conseguían con su acción directa sus objetivos laborales y sociales, a los “paseinos” por la Avenida de Galicia, con sus cazadoras de cuero, sus pantaloninos de vestir y sus vaqueros de marca, sus zapatos de piel y sus naúticos. Sus paradinas en los bares (de la que están de movilización) a tomar el vermut con el pijerío de Oviedo… Esa es la minería de Villa.

Alguno de sus lacayos de la Universidad que se han unido al coro de aduladores han dicho que Villa fue el heredero de Manuel Llaneza, el fundador del SOMA. No lo dudamos. Los anarcosindicalistas recordamos todavía como el SOMA conchabeó siempre con la patronal, vendió huelgas y tracionó a mineros ya desde principios del siglo XX. Recordamos como Llaneza iba en coche oficial, puesto por el Gobierno militar, cuando el dictador Primo de Rivera necesitaba hacer alguna consulta sobre la minería.

El SOMA se ha convertido en un Estado paralelo cuyo principal objetivo ha sido desarmar la lucha obrera a cambio de grandes prebendas. Ha llorado el señor Villa al abandonar, tras 35 años, su sillón y su despacho enmoquetado en donde ponía y quitaba políticos, “agradecía” servicios prestados y negociaba a tumba abierta con la patronal y el poder económico.

Mineros asturleoneses: es ya hora de romper con el pasado, con el sindicalismo pactista y volver a la barricada. Salud. (Grupo Editorial de El Gomeru)

Anuncios

Navegación en la entrada única

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: